Sucesiones y administración de herencias El proceso judicial

En el proceso de sucesión se obtiene el reconocimiento público por medio del último testamento de una persona que muere en Inglaterra y Gales. El proceso autentifica los derechos de los herederos nominados en el testamento para que asuman su papel. El la ausencia de un testamento, los tribunales autorizarán a determinadas personas como administradores la herencia de acuerdo con las reglas de sucesión sin testamento de la legislación vigente.

La administración de una herencia es, en esencia, la tarea de identificar los bienes y las deudas, pagar todas las deudas y después distribuir el resto de los bienes de acuerdo con el testamento o si no hay testamento según la ley.

Mientras que parece bastante directo y claro la administración de una herencia puede ser muy compleja y conllevar mucho tiempo. La tarea de los albaceas de la herencia o administradores es onerosa y es importante que obtengan asesoramiento para evitar errores y en algunos casos evitar responsabilidad personal.

Cuando una herencia ha sido administrada, la mayor parte o todos los bienes deben ser puestos en un fidecomiso y la administración de este fidecomiso comienza.

Nivel de servicio

La mayoría de la gente puede sentir que puede llevar a cabo el proceso por ellos mismos. Estamos preparados para ofrecer el nivel de servicio dependiendo de las circunstancias aunque el tiempo empleado en buen asesoramiento legal puede ahorrar mucho tiempo y problemas al igual que reducir impuestos quizás de forma sustancial.

Aspectos complejos

Complejidades pueden surgir. Puede que haya bienes en el extranjero. Nosotros regularmente llevamos a cabo el proceso judicial de escriturar los testamentos obtenidos en el extranjero y hacer arreglos para los bienes en el extranjero. Asesoramiento puede necesitarse para obtener la exención absoluta de impuesto por sucesiones. Aspectos concernientes a la entrega de los intereses de un negocio o un fidecomiso familiar también pueden surgir.

Es de vital importancia obtener buen asesoramiento legal inicialmente concerniente a las normas de Hacienda en relación a valoraciones para evitar sanciones y el sobrepago de impuestos.