Arrendamientos comerciales y renovaciones

Casi todos los negocios en activo en el Reino Unido ocupan una propiedad de una forma u otra; como oficinas en un bloque en la ciudad, como un almacén en una zona industrial, una fábrica o un pequeño estudio. Las posibilidades son infinitas como son los términos por los cuales se ocupan estas propiedades.

Como resultado de la variedad de términos y condiciones negociadas entre arrendador y arrendatario de propiedades comerciales, todas las escrituras de arrendamiento son individuales y pueden diferenciarse considerablemente. Es importante asegurarse que las escrituras de arrendamiento reflejan los términos acordados entre las partes y que su redacción es hecha de forma clara y sin ambigüedades para evitar problemas de interpretación más tarde.

El pago de servicios, la revisión de la renta, el IVA, opciones de compra y otros aspectos de los términos acordados son complejos y una propia y completa consideración de la redacción puede salvar a las partes mucho dinero en un futuro.

Arrendadores comerciales tienen el derecho de renovar ciertos arrendamientos según la ley Landlord and Tenant Act 1954 (revisada). Hay un tiempo límite y avisos con prescripción que pueden hacer el proceso complicado. Obtener un buen asesoramiento legal puede evitar problemas y asegurar a las partes que consiguen el resultado deseado.

Si requiere asesoramiento o más información en relación a arrendamientos comerciales y renovaciones por favor póngase en contacto con Stephen Harker.