Demandas de los abuelos

Antes de que la ley Children Act 1989 entrara en vigor en Octubre 1991, los abuelos (y otros familiares) podían jugar un papel importante en la vida de los menores pero sólo bajo el mecanismo del procedimiento de tutela judicial.

La ley Children Act 1989 amplió la categoría de las personas que podían solicitar, demandar resoluciones judiciales en relación a menores; sentencias de residencia, sentencias de contacto, sentencias para pasos específicos. Los abuelos (y otros familiares) inicialmente tienen que requerir el permiso de los Tribunales para presentar la demanda. Sin embargo, estas demandas son a menudo consideradas a favor basándose en que es por el mejor interés del menor/es mantener vínculos y pasar tiempo con familiares con los cuales ha formado estrechos vínculos.

Normalmente cuando ambos progenitores trabajan, los abuelos están a menudo involucrados en el crecimiento y educación de los niños. Debe de ser triste para los niños que esta relación se estropee por el divorcio de sus progenitores.

Algunas veces, cuando los Servicios Sociales están involucrados en el caso, los abuelos son considerados como una opción que aporta continuidad en caso de tutela judicial y acogida. Como son familiares del menor/es los abuelos que desempeñaban este papel anteriormente no eran aptos para obtener ayudas financieras pero ahora la ley ha cambiado y previene que reciban estos incentivos.

Sin embargo, las demandas de los abuelos necesitan ser consideradas con juicio y cuidado aportando un soporte a los menores y a la familia y no como una amenaza para su continuación.