Agenda 1

Es importante comprender que los concubinos, sin importar cuánto tiempo llevan cohabitando, no tienen los mismos derechos cuando se descompone la relación, que aquellos que surgen durante un divorcio. La ley no reconoce a los "concubinos". Ostensiblemente, esta es un área de la ley que está lista ya para reformar, porque muchas estiman que esto es una "injusticia".

La mayor parte de las parejas no unidas en matrimonio buscan disposiciones probablemente las busquen en el "CMS", 'Child Maintenance Service', el Servicio para Mantenimiento para Menores. Este servicio tiene jurisdicción en casos de mantenimiento donde el esposo no residente tenga un ingreso anual neto menor a £156.000 Libras Esterlinas.

En algunos casos, principalmente en aquellos donde hay una mayor opulencia, es posible para el padre residente hacer una demanda ante la corte bajo los auspicios de la Parte 1 de la Ley del Menor 1989 (Schedule 1 of the Children Act 1989 (“Schedule 1 “)) para obtener una mayor adjudicación para beneficio del menor, esta puede incluir:

1. Sostenimiento complementario (únicamente si dicha adjudicación ha sido dictaminada por el "CMS");
2. el pago de pensiones escolares;
3. un pago global en un solo contado;
4. "estipendio para acudientes", por ejemplo para el pago del costo de la atención del menor, una niñera, el mantenimiento de un vehículo para transportar al menor etc.; y para
5. la compra o transferencia de un inmueble al progenitor quién cuida de los hijos; mismo que será devuelto al progenitor que hizo la compra cuando este ya no sea requerido, por ejemplo, cuando han terminado su educación o ha alcanzado la mayoría de edad.

Los poderes de la corte también se extienden para dictar órdenes para pagos regulares y para el pago de sumas globales para hijos mayores de 18 años, quienes se encuentren estudiando tiempo completo, o dónde haya circunstancias especiales, como por ejemplo: dónde hay una discapacidad.

El monto de la adjudicación toma en cuenta los recursos del padre no residente (a menos que tenga tal cantidad de dinero que puedan utilizar la llamada, "defensa del millonario") y que las autoridades nos dice dicen que el estándar de vida es relevante al monto de su contribución. En casos más modestos, dichas o órdenes aún pueden dictaminarse, pero la naturaleza y monto de la contribución reflejará la cantidad de recursos originales.

Cada progenitor deberá suministrar cuenta detallada de su situación financiera, incluyendo bienes de capital e ingresos, para permitirle a la corte hacer una adjudicación financiera apropiada para el menor.

Es prerrogativa de la corte el decidir si y cómo ejerce sus poderes bajo la Sección 1. Guía a la corte un listado de seis elementos, que el paralela, aunque con menor envergadura que la de las parejas casadas con hijos y que se están divorciando.

La corte tomará en cuenta "todas las circunstancias del Caso", incluyendo:

(a) los ingresos, capacidad de ingresos, propiedades y otros recursos financieros que cada parte posee o que sea factible que posean en un futuro previsible;

(b) necesidad financiera, obligaciones y responsabilidades que cada persona tiene o que sea factible que tenga en el futuro previsible;

(c) necesidades del menor;

(d) los ingresos, capacidad de ingresos (si las hay), propiedades y otros recursos del menor;

(e) cualquier discapacidad física o mental del menor.

(f) la manera como el menor estaba siendo, o que se esperaba fuera educado o entrenado.

En ocasiones hay renuencia para recurrir a la Sección 1 cuando los recursos son limitados, debido al riesgo de los costos. La regla general en demandas bajo la Ley de Menores de 1989, que "ninguna orden de pago de costes" no aplica en procesos bajo la Sección 1, esto significa, en algunos casos particulares, que se le puede ordenar que pague los costos de la contraparte. Esta es la razón por la cual siempre debería buscar asesoría de un especialista al comienzo de su separación.